Tras 38 años prestando su servicio al ciudadano como Policía Local, Luis Candel “El Jaro”, recientemente jubilado, fue despedido por sus compañeros, familiares, amigos y autoridades en una emotiva comida