Los niños del Punto de Atención a la Infancia, PAI, de Blanca han disfrutado del Otoño con una actividad en la que recogieron las hojas de los árboles. Una estampa típica de esta estación del año a la que dieron la bienvenida con una fiesta de Halloween