La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, presentó junto a la alcaldesa de Blanca, Ester Hortelano en el instituto Valle de Segura de Blanca, el programa de dinamización en el Valle de Ricote, que llegará a ocho municipios y utilizará la figura del Dj para acercar a los jóvenes la música experimental y al arte sonoro a través de diferentes actividades. La iniciativa se dirige a jóvenes con edades comprendidas entre los 14 y 25 años y “está previsto que participen más de un centenar”, avanzó la consejera.

La idea surge desde el Centro Negra, bajo las directrices de AADK que serán los encargados de organizar las actividades conjuntamente por la Consejería de Educación, Juventud y Deportes. El objetivo principal de este proyecto educativo es activar a los jóvenes a través de actividades creativas relacionadas con sus motivaciones. Los talleres supondrán un espacio de convivencia en el que fomentar la participación y acercarán la música y la cultura contemporánea de los jóvenes de esta zona rural.

En Blanca tendrá lugar el próximo 23 de junio. El resto de municipios participantes son Ulea (24 de febrero), Archena (3 de marzo), Villanueva del Río Segura (31 de marzo), Ricote y Ojós (28 de abril), Abarán (26 de mayo) y Cieza (14 de julio).

La iniciativa incidirá en la escucha y en adquirir herramientas para ampliar las habilidades musicales de los jóvenes a través de la experimentación. Un acercamiento al uso de las técnicas DJ, software para mezclar pistas de sonido en directo, edición de audio, empleo del eclecticismo como estilo de mezcla, la introducción de recursos sonoros paisajistas y del uso del discurso y la voz digital a partir de textos.

La consejera destacó que “los jóvenes son el futuro de la Región y queremos proporcionar herramientas creativas y las mismas oportunidades tanto a aquellos que viven en las ciudades como a los que habitan en las zonas rurales”.

La Región de Murcia, señaló Martínez-Cachá, “es la comunidad con el mayor porcentaje de población joven de España”. Sobre una población de millón y medio, casi 400.000 son jóvenes de entre 15 y 36 años, lo que supone más de un 25 por ciento del total de habitantes.