Los “peques” del Punto de Atención a la Infancia de Blanca (PAI) han vivido hoy una jornada festiva celebrando Halloween. El centro ha estado decorado para la ocasión y los niños y niñas se han disfrazado pasando una jornada ‘terrorífica’ y muy divertida