Como cada seis de enero, la hermandad de Las Ánimas Benditas de Blanca deseron salud para el año que viene con la celebración de ‘La despedida de las ánimas’, una tradición centenaria de nuestro pueblo.

Anoche se celebró en Blanca la tradicional Despedida de las ánimas que tiene lugar en el municipio cada seis de enero. Se trata de una tradición centenaria en la que la hermandad de Las Ánimas Benditas desea, mediante el cante de coplas animeras, salud para el año que viene. Este tradicional festejo coincidió, como es tradición, con el Día de Reyes.

Tras unos cantos en la capilla de La Milagrosa, la cuadrilla de las ánimas recorrió las calles próximas a la iglesia parroquial de San Juan Evangelista. Una vez dentro de la iglesia, la cuadrilla, situada al pie del Altar Mayor, inició la ‘despedía’ donde se rogó que las almas del Purgatorio sean rescatadas y dieron las gracias a los santos para que terminen los sufrimientos de estas almas.

El acto finalizó con el cante de ‘despedías’ y con la tradicional frase de “Salud para el año que viene”.