La calle Mayor de Blanca quedará cortada al tráfico a partir del lunes 1 de abril por el derribo de unos inmuebles. La duración estimada es de unos 10 días, con la intención de que estén finalizadas antes de las fiestas de Semana Santa.

Los vehículos no podrán circular por el tramo de la Calle Mayor de Blanca que va desde calle Basilio hasta calle Ortega y Gasset. Las obras afectarán también a la circulación en las calles aledañas como es el caso de Pedro Portillo, que se habilitará la circulación sólo para residentes, estableciéndose doble sentido para poder entrar y salir de sus aparcamientos privados.

Otra de las calles afectadas es la de Ortega y Gasset, en el tramo que va desde Gran Vía hacia Mayor de Blanca, en la que se prohíbe el estacionamiento y se dejará circular a los vehículos de la obra, residentes y carga y descarga habilitándose también doble sentido de circulación.