Juan Ramón Lucas Fernández, periodista de larga trayectoria profesional en radio, televisión y prensa, y actual director del exitoso programa nacional “La Brújula”, de Onda Cero, será el encargado de inaugurar la octava edición del ciclo literario blanqueño ‘Río de Letras’ donde presentará el proyecto solidario ‘Diario de Vida’ que ha iniciado junto a su mujer, la modelo Sandra Ibarra, quien ha superado la enfermedad del cáncer en dos ocasiones.

El encuentro literario tendrá lugar este sábado, 6 de abril, a las 18 horas en la Fundación Pedro Cano, con entrada libre hasta completar aforo.

Diario de vida no es un libro al uso. Es mucho más. Un proyecto innovador, cien por cien solidario, que pretende dar voz a los supervivientes de cáncer. Las narraciones de dolor y firmeza, de adversidad y entusiasmo de aquellos que superaron la enfermedad –como Ana, Cristina, Alfredo o Mateo-, son inspiradoras. Sus testimonios compartidos tienen la virtud de servir de ejemplo a quienes pasan hoy por donde ellos pasaron, pero también de estímulo para todos aquellos a los que la adversidad ha arrebatado las ganas de seguir adelante.

Fueron días de entrevistas y decenas de semanas de trabajo posterior tan activas e intensas que terminaron cambiando incluso a quienes participaron en el proyecto. Porque, tal y como revela en el prólogo Sandra Ibarra, ejemplo de supervivencia “vivir y escuchar las historias de los pacientes reconcilia con el ser humano, tan capaz de lo mejor y lo peor. Hace vivir mil vidas en una y amplificar la que tenemos”.

La expresión de los sentimientos más profundos de quienes intervienen en este libro, le otorga un valor excepcional. Porque está escrito en primera persona y nace con la voluntad de ser útil a los demás.

Fundación Sandra Ibarra

El libro ‘Diario de Vida’ nace en el seno de la Fundación Sandra Ibarra, de Solidaridad Frente al Cáncer. Una fundación que lleva diez años financiando becas y alentando campañas públicas para afrontar el cáncer con positividad y rigor, no solo desde el punto de vista clínico o científico, sino también social, propiciando que los medios de comunicación destierren el lenguaje bélico, que las administraciones públicas desarrollen la humanización en la sanidad y que las organizaciones profesionales de médicos se abran al debate y la opinión de los pacientes.

Juan Ramón Lucas forma parte del Patronato de la Fundación de la que es, además, secretario general. Su labor profesional ha sido reconocida con dos Premios Ondas, uno de ellos a toda su trayectoria, un Premio de la Academia de Televisión como mejor presentador, y Micrófono y Antena de Oro por algunos de los programas de radio que ha puesto en marcha. Tiene multitud de reconocimientos y galardones sociales y culturales a lo largo de toda la geografía española.

Sandra Ibarra es modelo. Ha superado 2 leucemias y lucha desde hace más de 25 años contra el cáncer. Desde que fue diagnosticada por primera vez de leucemia linfoblástica aguda, Sandra Ibarra reivindica el carácter y el valor de “superviviente” y no ha dejado de comprometerse públicamente con la difusión de un mensaje positivo, aprovechando la notoriedad de su proyección social. Es referente preciso de determinación y optimismo. La imagen y el mensaje de Sandra Ibarra es símbolo y aliento para seguir adelante. Transmite su mensaje con serenidad y convicción desterrando la terminología bélica para desmitificar la enfermedad: “No nos hacen daño las cosas sino la idea que tenemos de las cosas”.

Para Sandra Ibarra superar el cáncer fue una victoria personal doble; hoy, se ha convertido en un objetivo vital múltiple. Ella superó el cáncer en dos ocasiones, ahora trabaja a diario para que todos podamos escuchar, como ella misma dice, “Las palabras mágicas: el cáncer se puede curar.” Cita Sandra Ibarra a Paulo Coelho -que colabora con su Fundación- para afirmar que ha convertido la solidaridad frente al cáncer en su Leyenda Personal.

El cáncer impidió que desarrollara completamente su vocación de modelo y comunicadora pero no que utilizara las herramientas de ambas profesiones para hacer llegar su mensaje con un lenguaje preciso y bien utilizado, sirviéndose de su presencia para subrayar la importancia del cuidado físico de los pacientes: ”El principio del descuido físico es el principio del descuido emocional”.

Tenaz, trabajadora y con una enorme fuerza de ánimo, decidió en marzo de 2008 profesionalizar todos estos esfuerzos de comunicación durante años a través de colaboraciones, conferencias, encuentros y artículos, creando la Fundación Sandra Ibarra de Solidaridad Frente al Cáncer.