Al igual que en el primero de los encierros, el segundo y último se caracterizó por tener una carrera rápida y sin heridos. En este segundo encierro se celebraron dos sueltas.  En la primera corrieron los astados de Virgen María y en la segunda los de la ganadería de Saltillo.

 

Primera suelta

 

Segunda suelta