Las fiestas patronales de Blanca finalizaron ayer con la procesión de su santo Patrón, San Roque, acompañado de cientos de fieles por las principales calles del municipio. La procesión contó con la presencia de la Agrupación Musical de Blanca, que ha participado en todas las novilladas de la Feria Taurina y que ofreció un concierto de pasodobles y otro lírico junto a los Amigos de la Zarzuela de Abarán. Durante la procesión, el Santo es venerado con una gran troná a su paso por la plaza Víctimas del Terrorismo.

El tradicional castillo de fuegos artificiales anunciaba el fin de las Fiestas Patronales de Agosto que han tenido como plato fuerte sus tradicionales Encierros, declarados de Interés Turístico Regional.