El Alcalde de Blanca, Pedro Luis Molina, y el Consejero de Agricultura, Agua, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, Antonio Luengo, han presentado, en el día de hoy, la 3ª fase del proyecto de consolidación de las laderas de los parajes de La Navela, El Solán, La Muela y Montoro para evitar caídas de rocas. Este proyecto se llevará a cabo a través de dos tipos de defensa principalmente. La primera de ellas, será la colocación de barreras dinámicas consistentes en vallas de gran resistencia capaces de retener bloques de hasta 20 toneladas rodando a 100 kilómetros por hora. El otro tipo es el embolsamiento, que se emplea para bloques que pueden pesar varios miles de toneladas, cuya actuación consiste en envolver la roca con malla de gran resistencia, anclada al suelo mediante cables y barrenados de alta resistencia.

Las obras, que serán cofinanciadas con Fondos Europeos Agrarios de Desarrollo Rural y la Comunidad Autónoma, contarán con una inversión de 613.759.33€ y un plazo de ejecución de seis meses a contar desde este septiembre. La actuación de las mismas ha recaído en la empresa murciana Eneas S.A

El proyecto comenzó con una primera fase en 2014 con un coste de 211.000€ y continuó la segunda fase en 2016 con un coste de 236.000€. Ahora la Consejería de Medio Ambiente retoma el proyecto 4 años después.

El total de la consolidación tras las tres fases de actuación sumará un coste de más de 1 millón de euros y supondrá la conservación y protección del entorno urbano de Blanca situado en las inmediaciones de estos montes y laderas.

Estamos muy contentos por los vecinos y vecinas afectados, pues se trata de una necesidad histórica del municipio de Blanca, que se puso de manifiesto de forma muy visible y rotunda  la última DANA de septiembre 201, por la amenaza de desprendimiento de rocas muy pesadas, cuya caída hubiera ocasionado daños importantes en personas, viviendas, calles y carreteras. Con esta actuación se garantiza la seguridad de los vecinos de la zona” declaró el alcalde de Blanca al finalizar el acto.