Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

El Ayuntamiento de Blanca incorpora a tres jóvenes técnicos para preservar y restaurar el medio ambiente del municipio

Este proyecto, que cuenta con una financiación de 66.152, 88 euros, supondrá la contratación de estos profesionales a lo largo de un año, que desarrollarán en la localidad su primera experiencia laboral.

El Ayuntamiento de Blanca ha incorporado a tres jóvenes técnicos para preservar y restaurar el medio ambiente del municipio gracias al proyecto denominado ‘Prevención de riesgos asociados al cambio climático’, concedido a través del Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), dentro de la convocatoria ‘Programa de Primera Experiencia Profesional en las Administraciones Públicas’, en el marco del plan de recuperación, transformación y resiliencia, financiado por la Unión Europea- Next Generation EU, cuyo objetivo principal es la contratación de jóvenes formados sin experiencia para el desempeño de actividades de digitalización o empleos verdes.

Esta iniciativa, que cuenta con una subvención de hasta 66.152, 88 euros, supone la contratación a jornada completa para un máximo de 12 meses de tres jóvenes técnicos con formación profesional en Gestión Forestal y del Medio Natural. La selección, que ha llevado a cabo el SEF a nivel regional, se ha llevado a cabo en lo que se conoce como candidaturas a través de curriculum vitae ciegos.

Este proyecto del Centro Local de Empleo de Blanca tiene el reto de mejorar la calidad de vida de los blanqueños y blanqueñas respecto a la preservación y restauración del medio ambiente, con el objeto de amortiguar o adaptar la convivencia a los vaivenes que el cambio climático traerá consigo en un futuro, que cada vez se hace más presente.

Asimismo, estos jóvenes estarán tutorizados a lo largo de los 12 meses por tres técnicos municipales: José María Cano Miñano, técnico de Jardines; Elena Soriano Motos, técnica de Medio Ambiente; y Manuel Pablo Gil de Pareja, técnico de Urbanismo.

Actividades

Las actividades concretas para estos 12 meses versarán sobre limpieza de brozas en zonas públicas y colindantes con sierras y espacios protegidos, tala y poda de árboles en fechas apropiadas; que permitan generar sombras en

los periodos de más necesidad; actuaciones de limpieza en la ribera del río, para evitar acumulación de residuos y otros elementos que puedan provocar fenómenos adversos con lluvias torrenciales.

Además, llevarán a cabo plantaciones en suelos urbanos que permitan crear microclimas, reduciendo los efectos de gases invernaderos al transformar calles de vehículos a motor en calles peatonales; creación de jardines verticales, rehabilitación y mejora de zonas húmedas.

En relación a parques y jardines crearán y mantendrán la presencia de la vegetación adecuada, con el fin de mejorar los hábitats de polinizadores, incluyendo refugios para las especies nidificantes. En este caso, se priorizará la conservación de hábitats existentes frente a la creación de nuevas zonas, instalaciones de comederos y cajas nido.

También mejorarán los sistemas de riego en jardines y zonas verdes, controlarán legalmente a depredadores o especies invasoras y localizarán zonas rurales limítrofes con zonas forestales que supongan un riesgo de incendio por su mal estado de conservación.