Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

El encierro tradicional de Blanca del 11 de agosto cambia de recorrido y discurrirá por Gran Vía

Debido a un derrumbe en un inmueble de la calle Mayor el recorrido inicialmente anunciado se verá modificado, aunque se mantiene el mismo horario y día, por lo que discurrirá por Gran Vía.

Tras la Junta de Seguridad del Ayuntamiento de Blanca, que ha contado con el alcalde, Pedro Luis Molina; el concejal de Seguridad Ciudadana, José Antonio Carpena; el concejal de Festejos, Vicente Candel y con la jefatura de la policía local y el departamento técnico de Urbanismo se ha decido acordar un cambio de recorrido para el encierro tradicional del día 11 de agosto debido a un riesgo de derrumbe parcial del inmueble situado en calle Mayor número 15 y 17.

En esa reunión, por criterio e indicaciones de los servicios técnicos de Urbanismo del Consistorio blanqueño y ante el riesgo de que se pudieran producir nuevos derrumbes, se ha optado decidir entre suspender el encierro, realizar un cambio de recorrido, por Gran Vía con el mismo horario o  bien suspender el encierro.

Estas edificaciones, situadas en la calle mayor 15 y 17 y calle Pinar 2, tienen más de 100 años y comparten muros de carga.
Tienen la declaración de ruina de todo el conjunto edificatorio, y está actualmente requiriéndose el proyecto de demolición.

Debido a que este proceso de está prolongando en el tiempo porque la fachada de la calle mayor 15 contiene un escudo que está protegido por Patrimonio de la CARM, se corre el peligro de que durante el evento multitudinario del encierro pueda estar en peligro la integridad física de personas.

A partir de mañana se va a proceder al saneamiento de la parte derruida. Esta tarde se ha suspendido el tráfico rodado y  se ha acordonado la zona para las obras.  A los titulares de la propiedad se les requirió el proyecto de demolición pero ha fecha de hoy no se ha presentado.

Consecuentemente, finalmente el encierro discurrirá por Gran Vía el mismo día y a la misma hora, las 15,00 h., como medida de salvaguarda de la seguridad de las personas, evitando así las posibles aglomeraciones que normalmente los días de encierro se producen en las calles del casco antiguo y el peligro que pudiera conllevar.