Skip to content Skip to left sidebar Skip to right sidebar Skip to footer

Una parada de autobús en el Polígono de San Roque conectará el municipio de manera directa con Murcia

El proyecto de la carretera nacional N-301 contempla dos zonas de detención, una en cada carril, así como aceras para proteger al peatón del tráfico.

El Ministerio de Transportes, a través de la Secretaría de Estado de Carreteras y Demarcación de Carreteras, ha iniciado esta semana las obras demandadas desde el Ayuntamiento de Blanca para conectar el municipio con Murcia de forma directa, gracias a la creación de una nueva parada de autobús en el Polígono Industrial San Roque, (Cruce de Blanca).

Se trata de una solución alternativa para llegar hasta la capital, puesto que la prioridad del equipo de gobierno es conseguir mejorar la conectividad con Murcia y lograr recuperar las frecuencias históricas de línea directa desde el casco urbano, para lo que se están realizando las gestiones necesarias con la Dirección General de Movilidad de la CARM.

Este proyecto -financiado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana -permitirá a los vecinos y vecinas de Blanca contar con una nueva vía de transporte público hasta la capital que les supondrá poder aprovechar las líneas directas de Abarán-Murcia y de Cieza-Murcia en todas sus frecuencias.

En este sentido, la ejecución de esta obra, que llevara a cabo la empresa Movimientos y Construcciones Murcia S.L. a lo largo de un mes, en la carretera nacional N-301 y que cuenta con un presupuesto de 54.835,55 euros más IVA, supondrá para los ciudadanos del municipio de Blanca acceder de forma segura a una parada de autobús, que les llevará, de manera directa, a la Estación de Autobuses de Murcia, como alternativa al objetivo prioritario del establecimiento de línea directa desde el casco urbano municipal.

La solución adoptada para la ejecución de la parada de autobús consiste en la construcción de dos zonas de detención, una en cada carril, así como una zona peatonal debidamente señalizada con el fin de proteger al peatón ante la afluencia de tráfico rodado existente en esta carretera.

Además, se van a ampliar los arcenes de la calzada, con acera para las zonas peatonales, la entubación de la cuneta para mantener la continuidad del sistema de drenaje de la calzada, así como la instalación de toda la señalización, tanto vertical como horizontal, necesaria para cumplir con la normativa vigente.